Velad y Orad

Velad y orad

Mientras dormía el Señor me decía; ora para detener los planes de Satanás y me despertó esa palabra, si comprendiéramos que somos carne que estamos expuestos a toda clase de tentación y que podríamos caer hoy, mañana, y que podemos evitar ser presa fácil de Satanás si tan solo oráramos.

«Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí.»
Salmos 51:10 RVR1960

Cuando un hombre importante corre peligro y es amenazado de muerte hay algo que hace y es intensificar su seguridad, si nosotros comprendiéramos que somos el pueblo de Cristo andaríamos más cuidadosos de cualquier ataque de las tinieblas.

Los barcos cuando los vientos son contrarios ellos elevan anclas y suelten velas porque el viento puede voltear su barco y es deber de la tripulación hacer exactamente lo que diga el capitán. Así tenemos que estar alertas y hacer lo que Dios diga. Eso me dijo el Señor, quiero que toda la iglesia esté alerta porque los vientos son contrarios, el enemigo quiere que perdamos el dominio de la nave (cuerpo) y que dejemos de velar y orar.

«Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;»
1 Pedro 5:8 RVR1960

Entiende esto de nada sirve que lleves años en la iglesia, o que seas líder, que sepas predicar, el diablo quiso tentar al Señor con la misma palabra de Dios. Acaso eres tú más fuerte que Jesus, mantente firme en oración pide a otros que te rodeen en oración para que los dardos de fuego del maligno sean destruidos.
Y quisiera que hoy se levantara un equipo de intercesión porque vamos a elevar anclas y a soltar velas, evitaremos cualquier ataque del mal y solo lo lograremos en oración.

«Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.»
S. Mateo 26:41 RVR1960